Bienvenido a la Psicología

Blog divulgativo para acercar la Psicología al público interesado

lunes, 11 de noviembre de 2019

¿Sirve para algo ir al psicólogo?


La respuesta rápida a esta pregunta es: para aliviar el sufrimiento. Pero si queremos ir más allá podemos plantearnos la duda de si realmente un psicólogo nos puede ayudar para conseguir sufrir menos, teniendo en cuenta el esfuerzo tanto económico como personal que supone realizar una psicoterapia. La respuesta según mi experiencia desde 2001 es que sí, pero entiendo que mi palabra no sea suficiente en este caso, así que hagamos un breve y poco exhaustivo repaso de algunos de los estudios realizados sobre la efectividad de la Psicoterapia.
Numerosos autores se han encargado de estudiar si la psicoterapia tiene algún efecto, entre otros Meltzoff y Korneich en 1970, y Luborsky, Singer y Luborsky en 1975. En ambos trabajos se llega a la conclusión de que las personas que acudían a psicoterapia tenían una mejora significativa. Otro de los trabajos básicos en este campo es el metaanálisis que realizaron Smith, Glass y Miller en 1980 en el que concluyeron que “las personas que recibían terapia mejoran más que el 80% de las personas no tratadas”. Asimismo las investigaciones llevadas a cabo por la Asociación Psiquiátrica Americana en 1982 , la Oficina de Evaluación Tecnológica del Congreso de los Estados Unidos en 1980 y la del Proyecto de Seguridad Cualitativa de Australia y Nueva Zelanda en 1983 entre otras han permitido llegar al consenso de que la psicoterapia tiene más efectos que la remisión espontanea.
Los resultados indican que las personas que acuden a psicoterapia mejoran más que las personas que reciben placebo. Además los resultados de la psicoterapia son estables en el tiempo.
Otro dato importante es que los resultados son similares en los distintos tipos de psicoterapia, por lo que una parte importante de los efectos están producidos por factores comunes. Esto es importante a la hora de elegir terapeuta: no es tan importante la corriente concreta a la que se adscribe el profesional como que establezcamos una buena relación con él.
Como conclusión, para una persona que esté valorando la posibilidad de realizar una psicoterapia le diría que puede ser muy útil aunque va a requerir esfuerzo, no es solamente algo que recibimos sino algo que hacemos. Le recomendaría que elija a alguien en quien confíe y se sienta cómodo independientemente de la corriente a la que se adscriba. Y por último que tenga claro que si no le ha ido bien con un profesional le puede ir bien con otro aunque el primero no haya hecho nada mal, por lo tanto no hay que perder la esperanza.

No hay comentarios:

Publicar un comentario